12 Recomendaciones Básicas de Prevención para Establecimientos Educativos


12 Recomendaciones Básicas de Prevención para Establecimientos Educativos

Ratificadas por Acuerdo Paritario Nacional. Información importante para hacer valer nuestro derecho de enseñar y aprender en condiciones dignas.

Las Recomendaciones son:

  • Agua Corriente y potable segura, sin ningún tipo de contaminación. Examen bacteriológico, físico y químico. Limpieza de tanque de agua anual.
  • Instalaciones eléctricas legalizadas con planos de aprobación. Comprobación preventiva de las instalaciones en forma periódica por autoridad competente. Instalación de disyuntores y puesta en forma periódica por autoridad competente. Instalación de disyuntores y puesta a tierra. Tableros señalizados. Tomacorrientes en buen estado.
  • Instalación de gas legalizada, con planos de aprobación y control sistematizado de las mismas. Artefactos de combustión internas están prohibidos.
  • Construcción edilicia segura, sin riesgo en la estabilidad de su estructura total y/o parcial. Patios, escaleras y pasillos seguros y sin obstrucciones.
  • Instalaciones sanitarias suficientes en cantidad y capacidad para personal y alumnados. Seguridad de buen funcionamiento en toda la jornada laboral.
  • Red cloacal con eliminación segura de excretas. Pozos y cámaras sépticas en buen funcionamiento y mantenimiento periódico.
  • Planes de emergencia ígnea y química: incluyendo capacitación, estructuras y elementos de seguridad adecuados y funcionales (matafuegos, hidrantes, etc.) Simulacros de evacuación sistematizados. Puertas con apertura hacia afuera.
  • Iluminación y ventilación adecuadas a las actividades desarrolladas en aulas, oficinas, cocina, pasillos, escaleras, salones, talleres, salas, etc.
  • Almacenaje de sustancias químicas de acuerdo a normativa vigente.
  • Plan de emergencias zonales (sismos, inundaciones, incendio de bosques y otras)
  • El edificio escolar en obra debe estar sin actividad escolar.
  • Provisión de botiquín de Primeros Auxilios.

 

Relacionados


 

Artículos relacionados: 

Salud Laboral

Los objetivos de la Salud Laboral son promover y mantener el más alto grado posible de bienestar físico, psíquico y social de los trabajadores; prevenir todo daño causado a la salud de estos por las condiciones de trabajo; protegerlos en su empleo contra los riesgos resultantes de la presencia de agentes perjudiciales a su salud, colocar y mantener al trabajador en su empleo adecuado a sus aptitudes fisiológicas y psicológicas, en suma adaptar el trabajo al hombre (OIT/OMS 1950)