La improvisación del gobierno deja a cientos de estudiantes sin clases en Río Negro

    Experiencias

Cientos de estudiantes no podrán iniciar las clases en Río Negro porque sus escuelas, no reúnen las condiciones mínimas de seguridad e higiene. Lo que demuestra la falta de previsión y la improvisación del gobierno respecto al mantenimiento escolar.

El anuncio oficial dice que solamente una escuela no iniciará actividades el próximo 2 de marzo. Lamentablemente, superan ampliamente la docena, mientras que otras abrirán sus puertas pese a que todavía están en obra. Situación inadmisible que  implica un riesgo para la salud y lesiona el derecho de enseñar y aprender en condiciones dignas.

Desde UnTER denunciamos esta situación a partir del relevamiento realizado por el equipo de Delegados/as de Salud en la Escuela, desde principio de año. Sin embargo, hasta el momento, la Escuela de Jornada Completa Nº 22 del Paraje Pilquiniyeu de Maquinchao del período febrero-diciembre, no ha podido iniciar las clases, por falta de agua, comedor y mantenimiento general.

En la Zona Alto Valle Oeste, en Balsa Las Perlas funcionan en el mismo edificio dos escuelas, el CEM 124 y la Escuela Primaria Nº 247, a principios del 2014 se firmó el acta de inicio de obra, que incluía una ampliación de dos aulas y la refacción de un sector del pasillo. Se preveía la demolición de dos baños y el depósito en julio de 2014, obra que se efectivizó recién en febrero de 2015.

Comenzaron en agosto con la ampliación de las dos aulas. Levantaron paredes y piso, esa parte de la obra quedó inconclusa y en el verano de este año procedieron a demoler. La escuela quedó totalmente inhabilitada, sin servicios e insegura.

Tampoco inician las clases porque no se terminaron las obras en la Escuela Primaria Nº 50 de Cipolletti por lo menos hasta el 9 de marzo, tampoco la Escuela Especial 24 y en el Jardín 117 todavía no iniciaron las obras de gas, fundamentales para comenzar las actividades. La Escuela 39 de Cinco Saltos las obras están paralizadas por falta de pago.

En Fernández Oro, la Escuela Primaria N° 102 y Jardin N° 109 comparten el edificio, que se encuentra en obra pues se derribó todo el sector de sanitarios, por consiguiente no tienen baños. Desde el 2014 tienen un recurso de amparo por riesgo eléctrico y gas, se retiró el medidor, sin embargo, aún no se comenzaron las obras de gas. En Roca, no iniciaran las clases el CEM 111, cuya comunidad educativa reclama desde hace dos años sin obtener respuestas, el edificio tiene riesgo eléctrico, faltan los matafuegos y los baños están clausurados. Tampoco lo hará la Escuela Primaria 128 por problemas de mantenimiento, lo mismo sucede en la Escuela 35, ubicada en la zona de chacras. En este caso, también depende del transporte, que no está confirmado lo que afectaría a todas las rurales y a la Escuela Especial 12.

En la Zona Atlántica, el CEM 38, de San Antonio Oeste, tiene graves deficiencias en la instalación eléctrica que pone en peligro la vida de las personas pues las paredes y grifería están electrificadas.

Baños y sanitarios no reúnen las condiciones mínimas de seguridad e higiene. Tampoco los techos, que presentan innumerables goteras, lo que provoca, además el desprendimiento del cielorraso. Sumado a la falta de revoque y pintura en todo el edificio. Si bien existe un compromiso del Ministerio de iniciar las obras en estos días, es imposible pensar que se podrá dictar clases en estas condiciones.

El estado de la Residencia de Nivel Medio Masculina en Valcheta es desastroso, la batería de baños está destruida, revoques caídos, instalación eléctrica en mal estado, techo que se llueve, falta de depósito para mercadería.

Debemos recordar que el Departamento de Salud en la Escuela, informó que al inicio del ciclo lectivo 2015, más de un centenar de Escuelas tienen problemas graves por falta de mantenimiento, la existencia de instituciones hacinadas en un solo edificio como sucede en el CEM 145 de Bariloche, la falta de reposición de calefactores, arreglos realizados a las apuradas, con errores básicos como sucedió en la Escuela 60 de Sierra Grande, donde repusieron el cielorraso, pero no arreglaron el techo por consiguiente se volvió a romper con las últimas lluvias.

Esta suma de imprevisiones, desmienten los dichos del subsecretario de Coordinación del Ministerio de Educación y Derechos Humanos, Adrián Carrizo cuando afirmó que solo tres escuelas tenían problemas, y pone en evidencia su desconocimiento de la realidad de las instituciones que tiene bajo su responsabilidad.

Denunciamos la reiteración de estos problemas y la permanente actitud de negación frente a los hechos concretos, porque en el abismo existente entre los discursos y la realidad, se hunde el derecho social a la educación que tanto pregona el gobierno. Exigimos que se arbitren todos los medios necesarios y más, para que en Río Negro ninguna comunidad educativa vea vulnerados sus legítimos derechos, por la irresponsabilidad de quien tiene la obligación de protegerlos.

                                                                                     Gral Roca, Fiske Menuco, 27 de febrero de 2015

Marcela Medina, Secretaria de Salud en la Escuela
María Inés Hernández, Secretaria de Prensa, Comunicación y Cultura


 Relacionados

 


 

Artículos relacionados: 

En Río Negro hay más que once escuelas con problemas edilicios

Los problemas edilicios son parte del panorama habitual con el que se encuentran las y los docentes al regreso de las vacaciones, igual que las declaraciones de funcionarios de turno y sus excusas, como las expuestas por Adrián Carrizo, quien evidencia una memoria acotada en este tema, especialmente en la Línea Sur, donde este funcionario se desempeñó como docente por años y muchas veces participó de los reclamos por las mismas falencias que hoy denunciamos.