Primero de Mayo, Día Internacional del Trabajador y la Trabajadora

  

  

 


“(…) Afirmamos que el hombre vale por sí mismo, independientemente de su rendimiento. No se puede ser un capital que rinde un interés, como ocurre en una sociedad regida por los monopolios dentro de la filosofía libreempresista. El trabajo constituye una prolongación de la persona humana, que no debe comprarse ni venderse. Toda compra o venta del trabajo es una forma de esclavitud(…). La lucha contra el poder de los monopolios y contra toda forma de penetración extranjera es misión natural de la clase obrera, que ella no puede declinar”.

Rodolfo Walsh. Programa del 1º de Mayo. Mensaje a los trabajadores y el pueblo. Mayo de 1968.

El nuevo aniversario del Día Internacional de Trabajadores y Trabajadoras, nos encuentra al conjunto docente de Rio Negro, exigiendo mejores condiciones salariales, laborales y edilicias. Dando el debate en cada espacio, producto de una construcción colectiva, que solo se puede sostener escuchando a las bases.

En Chicago de 1886, el poder replicó con dureza, y la justicia, al servicio de una clase dominante, ahorcó a los dirigentes del movimiento obrero que exigía 8 horas de trabajo, no obstante, la legitimidad de sus reclamos ha sido reivindicada por la historia.

Sin embargo, en pleno Siglo XXI, la esclavitud laboral existe, días atrás, cegó la vida de dos niños atrapados en los talleres clandestinos, usufructuado por grandes monopolios de la moda, lo mismo sucede con obreros rurales prisioneros del monopolio sojero o expulsados por el avance inmobiliario, sumado a la flexibilización laboral y la inequidad que sufren las mujeres trabajadoras.

Esta realidad, nos permite recuperar el mensaje de la emblemática CGT de los Argentinos, que en mayo del 68 expuso con certera claridad las consecuencias del capitalismo salvaje y los desafíos que debemos asumir como parte de la clase trabajadora, frente al avance de los monopolios económicos cuya única bandera es el poder del dinero.

En ese mismo documento, escrito por Rodolfo Walsh, se recuperaron las palabras de Amado Olmos, Secretario de la Federación Argentina de Trabajadores de la Sanidad, opositor del vandorismo “El trabajador quiere el sindicalismo integral, que se proyecte hacia el control del poder, que asegura en función de tal, el bienestar del pueblo todo. Lo otro es el sindicalismo amarillo, imperialista, que quiere que nos ocupemos solamente de los convenios y las colonias de vacaciones".

Desde el Consejo Directivo Central reividicamos este modelo sindical y con la convicción que la organización continúa siendo la única manera de mantener las conquistas laborales, que ha costado la vida y el sacrificio de miles de hombres y mujeres a través del tiempo, sin distingos de gobiernos ni fronteras.

Nuestra lucha en defensa de la escuela pública y popular tiene por objetivo garantizar a las y los docentes condiciones dignas de trabajo, y a los hijos e hijas de la clase trabajadora los mismos derechos a todos los niveles de la educación que durante demasiado tiempo ha sido solamente para las clases privilegiadas. La disputa por los conocimientos y su justa distribución es el mayor desafío al que nos enfrentamos en las aulas y sabemos que solo lo lograremos con el aporte de cada compañero y compañera que asume su tarea cotidiana con la seguridad que todo triunfo siempre es producto del compromiso colectivo.

 

UnTER, Consejo Directivo Central
1 de mayo de 2015