Paritarias y reuniones de comisiones son espacios de lucha

  

  

 

Hace un año y medio asumimos la conducción de UnTER con dos ideas fuerza: recuperar la vida interna y democrática que acompañó la historia de más de 40 años de nuestra organización sindical, y avanzar en la recuperación de derechos, tomando como base fundamental las resoluciones colectivas, y como herramienta, el proyecto político sindical reivindicativo que votó la mayoría en el 2013.

Por esta razón, no compartimos el planteo que realizan algunas seccionales sobre un eventual acuerdo para garantizar la “paz social” al gobierno de turno; porque la lucha se da en cada espacio donde podamos instalar los mandatos de compañeros y compañeros, definidos en asambleas y congresos.

Cada mandato, cada denuncia, cada definición tomada por el conjunto fueron presentadas en comisiones, paritarias y en toda oportunidad en la que tuvimos un contacto con autoridades gubernamentales y la prensa, como consta en las actas e informes.

Todos los problemas edilicios en las escuelas de la provincia fueron denunciados desde antes del inicio del ciclo lectivo. Vale recordar las discusiones en el Plenario de Secretarios/as Generales del mes de febrero, en el que se decidió profundizar las denuncias, acompañar a las comunidades educativas, para poner en agenda las graves falencias edilicias que impedían el dictado de clases, poner al descubierto la impericia de los funcionarios y lograr respuestas inmediatas.

Somos conscientes que esta forma de disputar con la patronal no es un modelo sindical que satisfaga a la totalidad, y que algunos no consideran efectivo, sin embargo, lo que no pueden negar es que hemos logrado avances en todas las áreas. Y que nunca actuamos por fuera de las definiciones tomadas en los espacios orgánicos de UnTER.

Más allá de las interpretaciones caprichosas de algunos sectores internos valoramos como importante las definiciones del congreso de nuestra organización del 21 de abril, la Paritaria del día 6 de mayo y la reunión mantenida con el gobernador el pasado jueves 14 de mayo.

Respecto de la reunión con Alberto Weretlineck, estos mismos compañeros/as hablan de que solo se lograron promesas, esta afirmación responde a un intento de minimizar la importancia de conseguir elevar el tope para el cobro de asignaciones familiares aproximadamente a $ 19.000, la corrección de las horas cátedras, adelantando el tramo de julio al mes de mayo y corregir al 30% del profesor inicial lo que implicaría un aumento del 8% más a partir de julio y el mismo compromiso de la construcción de viviendas para docentes de la UnTER.

En este marco, además, se logró el compromiso de la provincia de derogar el decreto 652/12 sobre el procedimiento para la suspensión de clases, que devuelve esta facultad a los equipos directivos.

Vivimos en un Estado democrático, donde es necesario hacer los planteos cara a cara con quienes tienen la responsabilidad de tomar las definiciones políticas que signifiquen avanzar en derechos para nuestros compañeros y compañeras. Tenemos muy en claro, que estamos a menos de un mes de las elecciones y que cada acción puede ser interpretada como electoral; como también sabemos que esas son reglas de la política partidaria, a las que nuestro sindicato no se va a someter como alguna vez se hizo; pero también tenemos la convicción de que es el momento político de exigir respuesta a todas las demandas al mandatario que sea, ahora, y también a quien asuma a partir de diciembre de este año.

Reivindicamos el ámbito paritario, y todo espacio de negociación democrática y colectiva, también como un espacio de confrontación y lucha, porque es allí donde se ponen en juego los mandatos. Ya la historia ha demostrado como muchas veces los vencedores de una guerra pierden todo en la mesas diplomática, porque no solo de discursos encendidos viven las victoria. Desde que asumimos la conducción, hemos demostrado que cuando el diálogo se agota tenemos capacidad de movilización en las calles, en un todo de acuerdo con las definiciones de nuestros órganos de resoluciones como son las asambleas y los Congresos, porque quien conduce, obedece a las bases.

                                                                                         Gral. Roca - Fiske Menuco, 19 de mayo de 2015

Consejo Directivo Central de UnTER

Mario Floriani, Secretario General