España: Cuatro años después del 15-M


Por Jose Durán Rodríguez y Gladys Martínez López

Publicado en Diagonal


Barcelona en Comú, liderada por Ada Colau, hace historia con un triunfo en Barcelona, mientras que en la capital la candidatura Ahora Madrid acaba con la mayoría absoluta del PP y podría hacerse con la alcaldía.

Victoria clara de Barcelona en Comú en Barcelona y victoria simbólica de Ahora Madrid en la capital. Aunque en Madrid, después de rozar la mayoría con los primeros escrutinios, la candidatura liderada por la juez Manuela Carmena ha quedado en segundo lugar tras el Partido Popular, la victoria no se ha celebrado en la sede del PP, que en previsión de unos resultados no demasiado halagüeños ha retirado a media tarde el palco que se había colocado en la calle Génova para celebrar la victoria. El partido liderado por Esperanza Aguirre en Madrid pierde la mayoría absoluta que mantenía desde hace 24 años, y baja de 31 concejales a 21, con 556.873 votos (34,46%), 200.000 menos con respecto a las elecciones de 2011.

Sobre las ocho de la tarde, después del cierre de los colegios electorales y con unos sondeos a pie de urna que anunciaban una posible victoria de Ahora Madrid, la Cuesta de Moyano, donde la candidatura liderada por Manuela Carmena ha colocado su cuartel general, se empezaba a llenar de simpatizantes que veían posible el fin del reinado del PP en la capital al grito de “sí se puede”. Ahora Madrid se queda en segundo lugar a sólo un concejal del partido de Aguirre, con 515.587 y un 31,90% de los votos. Sobre las doce de la noche, Carmena salía al palco para declarar que este día “lo recordaremos como algo especial y extraordinario. Por encima de las campañas que han hecho los que tiran de talonario, en la campaña de Ahora Madrid la única moneda ha sido la imaginación, la alegría y la creatividad”.

A pesar del batacazo electoral del PSOE, que ha bajado de 15 ediles a tan sólo nueve y ha perdido 120.000 votos, el partido liderado por Antonio Miguel Carmona tendría la llave de gobierno en la capital, ya que los siete concejales que obtiene Ciudadanos en Madrid no le bastarían al PP para obtener el gobierno en la primera ronda de votaciones. La posibilidad de que Ahora Madrid obtenga la alcaldía con un apoyo del PSOE en una segunda ronda queda abierta. Aguirre era muy consciente de esta posibilidad al declarar que “de acuerdo con la ley tendríamos la alcaldía siempre que no haya un acuerdo entre otros partidos”. Javier Barbero, uno de los futuros concejales por Ahora Madrid, ha declarado a Diagonal que "los madrileños han decidido que quieren el cambio, y habrá que gestionar para poder conseguir ese cambio con respeto a los madrileños. La capacidad de negociación con las distintas partes nos va a permitir llegar a acuerdos para gobernar y transformar la ciudad. Queremos gobernar para transformar".

Izquierda Unida es una de las grandes perdedoras en Madrid, al pasar de tener seis concejales en 2011 a quedarse sin representación en el Ayuntamiento. El batacazo de la formación ha sido monumental, ya que se ha quedado como sexta fuerza política, con menos de un 2% de los votos e incluso por debajo de la también malograda UPyD.

Ada Colau, alcaldesa

Barcelona en Comú es la fuerza más votada en la Ciudad Condal. La candidatura liderada por Ada Colau consigue 11 concejales y ha ganado en los distritos de Ciutat Vella, Horta-Guinardó, Nou Barris, Sant Andreu, Sant Martí y Sants-Montjuïc.

La candidatura ciudadana ha obtenido un resultado extraordinario, con algo más del 25% de los sufragios y 174.000 votos. “Es una victoria de David contra Goliat”, ha resaltado Colau en su alocución tras conocer el escrutinio. “Teníamos una oportunidad histórica y la hemos sabido aprovechar. Como tantas otras veces, la gente común se ha levantado”, ha añadido.

Leer también: Ada Colau hace historia y se dispone a ser la primera alcaldesa de la capital de Catalunya

“La gente sencilla, sin grandes apoyos económicos pero con mucho esfuerzo e implicación, hemos demostrado que sí se podía hacer un cambio. Estamos aquí para mandar obedeciendo”, ha resumido la cabeza de lista de la formación más votada, que también ha pedido responsabilidad al resto de partidos.

CiU es el segundo partido en número de votos y concejales, con diez ediles. El partido de Trías pierde 16.000 votos y cuatro concejales. Ciutadans (Ciudadanos) entra en el Ayuntamiento barcelonés, con cinco ediles. También entra la CUP Capgirem, que consigue tres concejales con algo más de 50.000 votos.

PSC y PP protagonizan importantes descalabros. Los socialistas dejan de ser la segunda fuerza más votada y pasan de once concejales a cuatro, perdiendo unos 67.000 votos, mientras que el Partido Popular queda relegado como sexta fuerza en Barcelona, quedándose sin cinco de los nueve concejales que tuvo en la anterior legislatura.

El PP se hunde en Valencia 

Rita Barberá ha sufrido una sangría de votos en Valencia. Tras sumar cinco mayorías absolutas consecutivas, el Partido Popular ha visto reducidos sus votos a la mitad en la capital del Turia. Pierde más de cien mil sufragios y diez concejales, quedándose con otros diez. Y también podría perder la alcaldía, con gran probabilidad. “Los resultados han sido malos”, ha admitido tras el escrutinio Alberto Fabra, presidente de la Generalitat por el PP.

Compromís ha triplicado el número de sus concejales, consiguiendo nueve. Su candidato, Joan Ribó, podría ser el nuevo alcalde de la ciudad, apoyándose en Valencia en Comú, que entra en el Ayuntamiento con tres concejales, y en el PSPV, que sigue cayendo y se convierte en la cuarta fuerza en la capital valenciana. Los socialistas han obtenido su peor resultado desde 1991.

Ciudadanos se convierte en el tercer partido más votado, con seis concejales, pero no parece que la formación liderada por Fernando Giner esté por la labor de apoyar a Barberá. Esquerra Unida se queda sin representación en el Consistorio valenciano, por primera vez desde 2007.

Otras capitales del cambio 

El vuelco en las urnas también se ha producido en A Coruña, donde la Marea Atlántica es el partido más votado, con el 95% del voto escrutado. La candidatura, integrada por formaciones como Anova, Esquerda Unida, Compromiso por Galicia, Equo y Espazo Ecosocialista, ha obtenido el 30,97% de los votos y diez concejales. El Partido Popular pierde la mayoría absoluta y cuatro concejales, manteniendo otros diez. Por otro lado, en Santiago de Compostela, la candidatura Compostela Aberta se ha hecho con la victoria, con un 34% de los votos y diez concejales.

Zaragoza en Común ha irrumpido con fuerza en la capital aragonesa. La coalición ciudadana, encabezada por el candidato Pedro Santisteve, ha conseguido nueve concejales y se coloca como la segunda fuerza más votada, tras el Partido Popular.

Cádiz es otro de los municipios donde las candidaturas ciudadanas entran con fuerza. Por Cádiz Sí Se puede se coloca de entrada como la segunda fuerza tras el PP, con ocho concejales, sólo dos por debajo del partido de la alcaldesa Teófila Martínez, que ha perdido siete ediles.

Dos resultados para dos estrategias en IU

Los resultados de IU en este 24M tienen una lectura evidente: A los de Cayo Lara les va mayoritariamente mal allí donde se presentaron el solitario y cosechan éxitos en donde, como pidió Alberto Garzón, han participado de listas de confluencia.

La situación diversa en IU debilita aún más a Lara ante Garzón, candidato a las generales y cuyas tesis se ven ahora refrendadas por el éxito de las confluencias frente a la defensa de las siglas. Izquierda Unida participa de los éxitos de las listas de confluencia fuera de Madrid y se queda fuera del éxito de Manuela Carmena en el Ayuntamiento, al haber presentado lista propia, al margen de Ahora Madrid.

Area: 
Articulos
Sección: