Oscar Humberto Andrada


11/03/78. Oscar Humberto Andrada, “Negro Ramón”. “Cabezón”. Nació en Coronel Belisle. En 1971 llegó a Neuquén. Participó en los movimientos estudiantiles que reclamaban la nacionalización de la Universidad Provincial de Neuquén, hoy Universidad Nacional del Comahue. Formó parte del grupo organizador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, FAR, en la región. Su vida y la de su familia estuvo ligada a la organización Montoneros. En 1974 pasan a la clandestinidad cumpliendo distintos destinos: en Sierra Grande y en Chubut donde nace su primer hijo, Diego. En 1975 en Puerto Madryn es detenida su compañera embarazada. En 1976 nace su segundo hijo, Juan Sebastián, en el penal de Devoto. A fines de ese año Andrada debe rescatar de la Casa Cuna a Diego, que había sido detenido en la provincia de Buenos Aires. Una situación similar ocurrió en 1977. El 11 de marzo de 1978, a la edad de 25 años, el “Cabezón” es asesinado en la localidad de Berazategui.

En su homenaje se colocó la primera placa-baldosa en homenaje a un desaparecido en Neuquén, asesinado por la dictadura. Las cuatro baldosas formando una placa –pintadas por estudiantes de la Escuela Especial Nº 3 de esa ciudad- que se colocó frente a su último domicilio en la ciudad de Neuquén, en calle Independencia entre Córdoba y Mendoza, con la participación de su pareja de entonces, Alicia Luna y sus dos hijos, Diego y Juan Sebastián. También con la presencia de su madre Elsa. El homenaje se realizó el 7 de abril de 2011, porque precisamente un 7 de abril de 1976, Juan Sebastián nació en cautiverio en la cárcel de Villa Devoto. Al hablar, el joven señaló que “a pesar de todo, su madre y su abuela le enseñaron a vivir en el amor. Eso es lo que hacemos hoy, vivir con amor y con alegría y sin rencor”. El impulsor de esta iniciativa fue el concejal y candidato a intendente del Partido Justicialista, Darío Martínez, quien recalcó que el objetivo es “recuperar la memoria”. Cabe acotar que durante la tocante ceremonia, el coro de jóvenes de la Universidad Nacional del Comahue, que inició el acto, entonó las canciones “Por qué cantamos” y “Honrar la vida”. Compañero Oscar Humberto Andrada ¡Hasta la victoria siempre! 


Fuentes y Notas relacionadas