Permanecen en una escuela para exigir soluciones


Cuarenta niños y niñas de primer grado no pueden iniciar el ciclo lectivo en la Escuela N° 247 de Balsa la Perlas. Madres y padres permanecen desde el mediodía del lunes 13 en el edificio de la institución. No se ha concluido la obra en el establecimiento por falta de pago a los obreros. La comunidad educativa decidió cerrar la escuela y no permitir el ingreso, luego de que los responsables de la Coordinación Zonal de Cipolletti no llegaran a una reunión pautada.
 
Situación similar vivencia el Jardín N° 114 de Balsa las Perlas, la Escuela N° 285 y núcleo del Jardin N° 99 de Puente 83, Escuelas N° 40 y 287 de Fernández Oro, Escuela N° 63 de Cinco Saltos, entre otras. A más de una semana del inicio escolar no se ha podido iniciar las clases por impericias e incumplimiento del gobierno.
 
Vale recordar que las comunidades de Balsa Las Perlas y Puente 83, vienen reclamando estas obras desde hace años, que lograron se iniciara en el 2014, para suspenderse unos meses después, que luego de meses de movilizaciones, se logró reiniciar. Es absolutamente repudiable que niños y niñas no puedan asistir al colegio por la impericia de los funcionarios. Exigimos inmediata solución para estas comunidades, porque es inadmisible que el Estado viole los derechos del niño, la niña y toda su comunidad.
 
Gral. Roca - Fiske Menuco, 14 de marzo de 2017.
 
Claudia Asencio, Secretaria de Salud en la Escuela
María Inés Hernández, Secretaria de prensa, comunicación y cultura
Artículos relacionados: 

Comunidad educativa de Balsa Las Perlas

Mario Floriani, Secretario General de UnTER señaló que “se debería dimensionar la necesidad de otra escuela primaria y el edificio comprometido para el nivel secundario, para que se garanticen las condiciones dignas de enseñar y aprender” e indicó que “hasta tanto no halla una certificación de seguridad e higiene de alguien responsable matriculado que garantice la seguridad de docentes y alumnos, no se estaría en condiciones de comenzar las clases sin terminar la obra, como se propone desde el ministerio”.