Nuestros estudiantes deben ser cuidados, no perseguidos


El Consejo Directivo Central de UnTER denuncia y repudia el accionar de policías sin identificación, cubiertos con capuchas y armados interceptaron y violentaron a ocho estudiantes del CEM 20 de Bariloche el lunes 10 de abril, exigiéndoles los documentos y revisando sus mochilas, en un operativo propio de las épocas más oscuros de nuestra historia.
 
Consideramos que en plena democracia, resulta inadmisible este avance represivo e intimidatorio. Mucho más, luego de conocerse que, frente a la requisitoria de la Defensora Oficial, Andrea Galaverna ninguna institución aceptó su participación en este hecho. Resulta poco creíble que nadie haya dado la orden, como si los uniformados pudiesen actuar por su cuenta. En Río Negro, tenemos un largo historial de crímenes impunes en los que integrantes de la fuerza policial son sospechosos. Mucho más, en Bariloche y a pocos días del primer aniversario del secuestro y asesinato de Lucas Muñoz, integrante de esta institución, crimen que aún se está investigando, pero que a cada paso, desentraña una red de complicidades dentro y fuera dela institución.
 
Exigimos que estos hechos no se repitan en ninguna escuela de la provincia, que se conozca quienes fueron los responsables de ordenar estos procedimientos y que se apliquen las sanciones correspondientes, porque nuestros estudiantes y la comunidad en su conjunto, merecen vivir en una sociedad donde cada derecho sea respetado, fundamentalmente la Ley integral de nñas, niños y jóvenes.
 
Gral. Roca- Fiske Menuco, 12 de abril de 2017.
Viviana Orellano, Secretaria de Derechos Humanos, Género e Igualdad de Oportunidades
María Inés Hernández, Secretaria de Prensa, Comunicación y Cultura
Patricia Cetera, Secretaria General