Graciela Alicia Hernández


11/05/77, Graciela Alicia Hernández “Negra Alicia”. 22 años. Fue integrante de Juventud Peronista en Cipolletti. En 1975 desarrollaba su labor en Villa Itatí. A fines de 1976 formaba parte de Montoneros. El 11 de mayo de 1977 se encontraba junto a Alfredo Guillermo Martínez, en Remedios de Escalada, cuando fueron interceptados por un comando represor. Alicia logró escapar pero decidió no caer con vida y tomó la pastilla de cianuro. Murió en el acto.

Fue integrante de Juventud Peronista en Cipolletti, debido a su exposición militante debió irse a Buenos Aires, se instaló en Quilmes. Fue pareja de Francisco “Barba” Gutiérrez, para entonces, militante de Juventud Trabajadora Peronista (JTP) y que fue intendente de esa localidad desde el 2007 al 2015.

Para 1975 milita en Villa Itatí organizando a la gente de la popular barriada y luego del golpe cívico militar, lucha contra la dictadura. Para fines de 1976 forma parte del Ejército Montonero. Caída en combate desigual el 11 de mayo de 1977 en Remedios de Escalada, provincia de Buenos Aires. Con Alfredo Guillermo Martínez debían devolver un vehículo expropiado para una operación, que habían prometido regresar a su propietario. Debían solamente estacionarlo, dejar un volante o proclama en su interior y dispersarse. Pero se quedan adentro del vehículo charlando o cambiando impresiones. No saben que con anterioridad el dueño del vehículo los vio pasar y dio aviso a la policía. Ésta, dada la alerta, sigilosamente, con otro automóvil se estaciona detrás de ellos, en tanto que algunos policías bajan armados para interrogarlos. El compañero, que muere baleado, se tirotea con ellos con el fin de tenerlos a raya y permitirle a la Negra Alicia una via de escape. Pero ésta tiene la mala suerte de que se introduce para esconderse o pasar por los fondos, en una casa que no tiene salida por detrás. Decide no caer con vida y se toma la pastilla de cianuro. Muere en el acto.

Sobrevivientes la recuerdan, además que por su belleza, como una excelente compañera, respetada y querida por todos. Cuentan, que sus padres tenían todo organizado para que Graciela se asilara en la embajada de México, pero ella rechazó el ofrecimiento, diciéndoles: “¿Cómo les parece que me puedo ir de acá, sería como cagarme en la memoria de Lili”. Por Lilian Raquel Giménez, amiga de infancia y compañera de militancia asesinada Quilmes el 17/04/76.

Desde el 24 de septiembre de 2013 por ordenanza Nº 12.138/13 del Honorable Concejo Deliberante de Quilmes, la calle 815, Quilmes Oeste, pasó a llamarse Graciela Alicia Hernández.


 

Fuentes y notas relacionadas