En Río Negro es más importante decir que hacer


Delegadas y Delegados de Salud en la Escuela de UnTER, realizaron una conferencia de prensa, el martes 8 de agosto en Viedma. Denunciaron que estudiantes y trabajadorxs regresaron a escuelas que mantienen la precariedad edilicia porque solamente se realizaron trabajos en el 20% de los establecimientos escolares que requerían arreglos de manera urgente. Respecto del 0800, se denunció este nuevo ajuste que pretende imponer el gobierno. Se expresó que se realizaron las presentaciones administrativas, mientras que en las escuelas se convocó a juntar firmas para hacer una presentación ante el ministerio. Se informó que se acompañarán todas las acciones políticas y judiciales para impedir su implementación.
 
Se presentó un detallado informe con más de 140 escuelas, con problemas edilicios. Situación que se agravó en la semana posterior a receso en algunas instituciones como, por ejemplo, en la Escuela Primaria 316 de Villa Regina, sin gas por cuatro días, sobre todo, teniendo en cuenta que es una obra licitada apenas una año atrás.
 
El CEM 26 de Comallo, donde se prendió fuego el tablero eléctrico que provocó un corto circuito, por lo que debieron suspender las actividades. No fue una mera contingencia, la situación ya había sido denunciada al Coordinador Ramallo en reiteradas oportunidades.
 
En el Jardín de Infantes 122 de Ferri, también debieron suspender por problemas con los baños, mientras que en la Escuela Primaria Nº 53 de Cipolletti aún no tiene calefacción, situación también denunciada previo al receso invernal. Lo mismo que en el Jardín 70 de Viedma, donde la caldera funciona con un solo motor.
 
Delegados y delegadas desmintieron los dichos de la Ministra Mónica Silva y sus funcionarios, ”está comprobado que las escuelas no están en condiciones, sin embargo, se continúa con el dictado de clases en situaciones absolutamente desfavorables para la salud y la integridad de quienes la  transitan todos los días”. Si tenemos en cuenta las condiciones meteorológicas es inconcebible que en las zonas Andina y Sur, se mantenga el 80% de los edificios sin gas, con riesgo eléctrico o sin mantenimiento en los cerramientos y ventanas. Evidentemente Adrian Carrizo ya no recuerda los rigores del invierno, en la Región donde supo desempeñarse como docente.
 
En Valle Medio, los problemas edilicios no son tan graves pero en Luis Beltrán, recién el 2 de agosto se firmó el convenio de mantenimiento escolar con el municipio. En la localidad donde la ministra Silva trabajó como docente, ninguna comunidad educativa tuvo resguardado su derecho de enseñar y aprender en condiciones dignas.
 
En las zonas del Alto Valle Este y Oeste tampoco se realizaron las obras necesarias. En Roca - Fiske Menuco, el Subsecretario Carrizo dedicó su tiempo a denostar a quienes reclamaban, pero no de reunirse con docentes y estudiantes, los acusó de “partidizar” una crisis edilicia real y concreta. ¿Será que niños y niñas de la Escuela 317, son precoces en esto de hacer política y por ello se dedican a saltar y jugar en el segundo piso hasta resquebrajar las columnas, con el solo objetivo de poner en ridículo a lxs funcionarixs?
 
Mientras las comunidades educativas esperan respuesta a todos los amparos presentados, las soluciones siguen siendo parciales. La Coordinadora zonal Alto Valle Este, Lorena Montovio admitió que debían realizar el plan de obras con las recomendaciones de la Secretaría de Trabajo a partir de las inspecciones en seguridad e higiene exigidas por el sindicato para escuelas de Cipolletti, pero no cumplió efectivamente este compromiso.
 
Llama la atención que no hay otra intervención de estas características a pesar de las notas presentadas en los últimos años en diferentes localidades de Río Negro. No queremos pensar que existe algún tipo de interés personal del gobernador, de demostrar que cumple para no perder el voto de su ciudad de residencia.
 
El informe del Equipo de Salud de UnTER detalla la problemática edilicia en cada escuela, no es un documento elaborado sin constatar cada cosa que se denuncia. No hay dichos de terceros, ni registro sin prueba, por ello se denuncia la crisis edilicia educativa. Si, desde el gobierno utilizaran el mismo método para realizar los controles necesarios, las respuestas serían inmediatas. Pero para ello hay que recorrer las escuelas, sin aplaudidores de turno, ni fotos para la ocasión, recorrer, observar y tomar nota para resolver. Los discursos son para la tribuna, pero no afianzan una gestión, esto se logra con trabajo que, ante las evidencias, pocos funcionarixs están dispuestos a realizar.
 
Viedma, 8 de agosto de 2017.
 
Claudia Asencio, Secretaria de Salud en la Escuela
María Inés Hernández, Secretaria de Prensa, Comunicación y Cultura
Benjamín Catalán, Secretario Gremial y de Organización
Marcelo Nervi, Secretario Adjunto
Patricia Cetera, Secretaria General
Artículos relacionados: 

0800-Silva

No es novedad que, en tiempos electorales, quienes gobiernan se ponen la piel de cordero y expresan su preocupación por los problemas recurrentes en educación. Nunca se hacen cargo de sus responsabilidades por la cantidad de días de clases perdidos por problemas edilicios, de infraestructura, aulas sin gas con temperaturas bajo cero, vidrios rotos, obras inconclusas o mal realizadas, falta de insumos e incontables etcéteras, que afectan la tarea cotidiana y la salud de trabajadores/es y estudiantes. Es más fácil acusar al estudiantado y recargar las tintas en el cuerpo docente.

En conferencia, UnTER dió tarea al Ministerio para el receso invernal

Claudia Asencio, Secretaria de Salud en la Escuela, ratificó que “la situación que padecen las escuelas es crítica” informó que "lo venimos adelantando en cada informe que realizamos, producto del trabajo de campo de compañeros y compañeras que diariamente recorren la provincia, cada uno en sus respectivas zonas y ven la realidad que pasa dentro de los establecimientos educativos. Con cada informe detallado que entregamos exponemos la situación y exigimos condiciones de seguridad principalmente, de salubridad y de higiene necesarios para realizar la tarea educativa en condiciones dignas”.