UnTER, 46 años de lucha y compromiso

    Experiencias

 

El 29 y 30 de junio de 1974, en San Antonio Oeste, se constituyó la Unión de Trabajadores de la Educación de Río Negro, por maestras, maestros, docentes de una generación que soñaba con la posibilidad de construir un país en el que la libertad, el compromiso y la militancia se transformarán en la base de una sociedad justa y solidaria. Principios que fundamentan la defensa de la educación popular, laica, gratuita, democrática y pública.


Luis Genga, fue el primer secretario general de la UnTER en 1974 y Secretario de Cultura de CTERA. No terminó su mandato porque la dictadura militar proscribió la actividad sindical, luego fue perseguido, detenido y trasladado al centro clandestino "La Escuelita" de Neuquén. Vivió exiliado en España hasta 1992. Se presentó como querellante y brindó testimonio en los juicios a los genocidas que actuaron en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

En el sindicato se realizaron reuniones clandestinas, tratando de mantenerse en pie, pero apenas comenzó a despuntar la posibilidad de la democracia, compañeras y compañeros se reorganizaron. Con vocación de diálogo y solidaridad fue posible recuperar espacios y consolidar el sindicato.

El 1 de septiembre de 1982, se comenzó un nuevo registro de afiliaciones, los primeros datos fueron proporcionados por la Seccional Villa Regina. Para 1983 las afiliaciones sumaron a 4781 compañeras y compañeros. Hoy superamos los 18 mil protagonistas del crecimiento de la UnTER en lo social y sindical.

El 26/11/83 en El Bolsón se proclamó la lista única para la Conducción Provincial, para el período 1983 – 1986, el Secretario General elegido fue Wenceslao Arizcuren, quien luego fuera Secretario General de CTERA y posteriormente sancionado con la expulsión por parte del sindicato provincial a través de los órganos de Disciplina. Héctor Roncallo fue Secretario General en los períodos 1986 - 1989 y 1989 – 1992; Daniel Gómez entre 1992 y 2001; Aurelio Vázquez 2001 – 2004, (renunció a la afiliación); Carlos Tolosa, 2004 – 2007; Marcelo Nervi, 2007 – 2010; Marcelo Mango, 2010 – 2011 asume como Ministro de Educación, y fue expulsado de la UnTER por conductas antisindicales, termina el mandato Jorge Molina en 2013; Mario Floriani, 2013 – 2016. Patricia Cetera, 2016 - 2019, siendo la primera Secretaria General del sindicato docente, con mayoría de afiliadas mujeres. En 2019, fue electa para el periodo 2019 – 2022, Sandra Schieroni.  

La Marcha Blanca de 1988 se transformó en un hito fundamental en la historia de las luchas docentes, porque permitió la unificación de CTERA, luego de años de reconstrucción de un sindicato cuyos dirigentes fundacionales forman parte de la lista de detenidxs desaparecidxs como Isauro Arancibia, asesinado el mismo 24 de marzo de 1976, Eduardo Requena y Marina Vilte, mientras que otrxs sufrieron la persecuciones, cesantías, la cárcel y el exilio como nuestros compañero Luis Genga, Marcos Garcetti y Mary Sánchez.

El 23 de mayo se consagró como el día del trabajador y la trabajadora de la educación, Docentes de todo el país marchamos desde nuestras provincias y confluimos en la Capital Federal, por un salario único en el país, una paritaria nacional docente, una ley de financiamiento educativo y una Ley Nacional de Educación.

Docentes de todo el país, en ayuno por una ley de financiamiento educativo,  en la Carpa Blanca de la Dignidad que se inició el 2 de abril de 1997 y permaneció durante 1003, días convirtiéndose en uno de los focos de resistencia a las políticas neoliberales de los noventa.

En la provincia los ejes de lucha han sido la recuperación del salario, aumento del presupuesto educativo, defensa de nuestro estatuto y de la escuela pública. Todos ligados a los derechos de las infancias, adolescencias y a  nuestros derechos laborales.

En lo pedagógico, se ha impulsado el debate sobre política educativa,  con un proyecto educativo, emancipador, popular y democrático, para la articulación e integración de todos los niveles y modalidades.

El recorrido gremial ha ido de la mano con la historia de la provincia y del país, desde las aulas, las seccionales, en las calles, en cada lugar donde se intentó avasallar un derecho, trabajadoras y trabajadores de la educación han estado presentes, resistiendo, reclamando, proponiendo alternativas frente a la avanzada neoliberal de los 90, reconstruyendo de los jirones la dignidad que siempre se negó a ser silenciada.

Nada nos fue ajeno, fuimos y somos parte de una sociedad atravesada por sus propias contradicciones, mientras condenamos a los genocidas presenciamos el fusilamiento de militantes sociales (Kosteki y Santillán), de un maestro (Carlos Fuentealba) y de nuestros pibes (Bonefoi, Cárdenas y Carrasco) en manos de la policía.

Conflicto, lucha, participación, compromiso y debate interno son parte del recorrido sindical y del posicionamiento y exigencias  no solo en lo salarial, sino también respecto a lo edilicio y condiciones laborales.

En 2009, después de meses de lucha por salario y escuelas dignas para enseñar y aprender, un Congreso de la organización definió llevar adelante un piquete a la vera de la Ruta 22 a la altura de Chichinales. Nunca pensamos que íbamos a estar 42 días allí, días enteros al rayo del sol y noches eternas con miedo y angustia por los miles de camiones que al no comprender nuestro reclamo extremo, amenazaban con derribar nuestras barricadas, custodiadas por cientos de compañeras y compañeros que no dudamos en poner el cuerpo. Sin dudas para la UnTER, fue un antes y un después de ese piquete de Chichinales, porque un gran compañero tuvo un accidente que le arrebató la vida, Pascual Mosca, Secretario Gremial y de Organización en el Consejo Directivo Central periodo 2007 – 2010. Había sido Secretario General de la Seccional Cinco Saltos durante el período 2004-2007, y a pesar de su ausencia física, está y estará presente en cada una de nuestras luchas.

En aquellos años, el Departamento de Salud en la Escuela, estaba en plena formación, Pascual asumió el compromiso de organizarlo, continuar la formación del equipo de delegadxs, que fue delineando lo que hoy es  la Secretaría de Salud en la Escuela. En esta línea, defendió el derecho de estudiantes a  consumir alimentos frescos en los comedores escolares. Al Departamento de Salud en la Escuela, se sumó el trabajo de la unidad móvil de salud.

La Escuela de Formación Permanente Pedagógica – Político Sindical y Ambiental “Rodolfo Walsh” surgió hace diez años, con la idea de articular la lucha en la calle, con la lucha por otro tipo de conocimientos. Desde este espacio se han promovido cursos, jornadas, seminarios, congresos para fomentar el pensamiento crítico, la constante revisión de la práctica docente que aporte a la defensa de la educación pública. De la mano de la Escuela Walsh, se conformó y desarrolló el Departamento Socioambiental “Chico Mendes”

El compromiso es también con el respeto, promoción, defensa y difusión de los Derechos Humanos, Género e igualdad de Oportunidades. Durante décadas el sindicato se ha pronunciado en contra de la impunidad y la necesidad de justicia, en casos como el de Atahualpa Martínez Vinaya, Daniel Solano, Santiago Maldonado, Rafael Nahuel. Ha tenido un fuerte posicionamiento en contra de la violencia de género, asumió por congreso la defensa de la vida y respeto por la decisión de cada persona, sumándose a la campaña por el aborto legal, seguro y gratuito, así como con la promoción de derechos y promoción  de la Ley de Educación Sexual Integral.

Que cada escuela cuente con su representación a través de delegados y delegadas pues son quienes transmiten la voz de las y los docentes. La democracia se construye con más y más participación, en el marco del respeto, todo está a disposición para ser analizado, discutido, modificado, en el diálogo fraterno se logran las mejores conclusiones.

La paritaria Nacional Docente es un logro del sindicalismo docente al igual que la ley de financiamiento educativo, que el gobierno de Macri desconoció. Frente a esto se realizaron las Marchas Federales por la Educación, que igual que en 1988, lograron poner de pie a las comunidades educativas y a toda la sociedad que resistió un nuevo embate liberal. En marzo de 2020 se retomaron las negociaciones Paritarias a nivel nacional, mientras que en la provincia se han mantenido desde el año 1993, transformada en ley tras adherir a la ley nacional,  como un espacio de diálogo para discutir salarios, condiciones laborales, edilicias y de política educativa.

Este año, en el marco de la emergencia sanitaria provocada por el Covid 19, están a disposición de las autoridades de salud las instalaciones los dos hoteles y los dos complejos con que cuenta el sindicato con el fin de ampliar la cobertura sanitaria.

En sus 46 años de historia, el sindicato docente ha levantado inclaudicablemente la bandera de la solidaridad. Concretar la disposición de los hoteles al sistema de salud, es una forma de apoyar al pueblo rionegrino. Lxs trabajadorxs de la educación entendemos de empatía, compromiso y solidaridad y lo demostramos con acciones.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio en el que nos encontramos debido a la pandemia, nos ha llevado a pensar nuevas formas de enseñanza. Lxs trabajadorxs de la educación tenemos las herramientas para adaptarnos aún en los contextos más adversos, generando lazos con nuestra comunidad educativa que nos permiten sostener la escuela pública sin quitar la mirada a la realidad social que hoy nos está atravesando.

La tarea docente, implica elegir cada día desde qué lugar cada uno y cada una se involucra con la vida para multiplicar dignidades. Desafío que se construye cotidianamente, con la convicción de que defender la escuela pública no es una frase, que reconocerse como trabajador/a de la educación no es un simple sello, que ser parte del sindicato no es estampar la firma y esperar, que cada uno de estos actos implica involucrarse, reconocerse y reconstruir con el otro y la otra, colectivamente.

Para las y los trabajadores de la educación, la memoria y la historia son también instrumentos de lucha y reivindicación. Por los y las que ya no están, por los y las que seguimos peleando, por una sociedad sin excluidos ni excluidas y con justicia social, desde la UnTER seguiremos trabajando para consolidar una educación para la emancipación, luchar por salarios dignos, recuperar derechos, conquistar mejores condiciones laborales.

Porque la utopía y los sueños son los mismos, una sociedad justa y solidaria.
UnTER 46 años de lucha y compromiso en defensa de la escuela pública para la emancipación popular.
 
Villa Regina, 30 de junio de 2020
 
 

 

Viviana Orellano, Secretaria de Prensa, Comunicación y Cultura
Patricia Ponce, Secretaria Gremial y de Organización
Silvana Inostroza, Secretaria Adjunta
Sandra Schieroni, Secretaria General