Reglamentar la EIB, una oportunidad para ampliar derechos

  

  

 

En Río Negro, la Educación Intercultural Bilingüe, es parte de la Ley Orgánica de Educación N° 4819 en sus capítulos II (art. 10) y IV (art. 60 al 64). Se promulgó en el 2012, luego de años de debates impulsados por las comunidades que se replicaron en UnTER, frente a la necesidad de garantizar la pluralidad de voces en las trayectorias educativas.

Lo que significó un avance en derechos, sigue sin reglamentación hasta hoy. A partir de un compromiso asumido por el Consejo Provincial Educación, el Equipo Coordinador de la EIB, convocó al sindicato para un trabajo conjunto para generar espacios de discusión ampliados, y formación integral que permita una verdadera trasversalidad dentro del sistema educativo. Entendemos que la Interculturalidad no puede acotarse a una cantidad de escuelas, o pensarse de manera sesgada según la comunidad que habita el espacio escolar.

No es posible reglamentar la modalidad solamente tomando aspectos normativos, perdiendo de vista la mirada integral que incluye desde la estructura, los cargos afines, proyectos, horas de articulación dentro de las instituciones, más y mejores recursos para los talleres, equipamiento de computadoras, hasta una formación específica en las carreras de los profesorados.

Para que la reglamentación de la EIB, no sea solamente un paso para cumplir con compromisos federales, sino un verdadero paso hacia una escuela pública democrática e inclusiva, exigimos al Ministerio de Educación y Derechos Humanos se reconozca efectivamente la tarea de lxs integrantes de las comunidades en la construcción colectiva del reglamento, se generen los espacios de discusión dentro de las escuelas y se trabaje en formación integral Intercultural, con la presencia y aportes de las comunidades, destinada al conjunto de lxs docentes.

Tenemos la convicción de que nos encontramos frente a un cambio de paradigma, proceso fundamental para la efectiva ampliación de derechos que tanto se proclama en los documentos, pero que poco se reconoce en la práctica. Seguiremos trabajando con esta perspectiva, porque es fundamental la presencia de todas las voces en todos los espacios de discusión que impliquen cambios político pedagógicos que permitirán una sociedad más justa e inclusiva.

Gral. Roca – Fiske Menuco, 8 de junio de 2021.

 

UnTER, Consejo Directivo Central